Los bebés suelen comenzar su alimentación complementaria aproximadamente a los 6 meses, cuando ya pueden mantenerse sentados y cuando comienza a asomarse su dentadura.

Entre los métodos más comunes de alimentación está:

  • El tradicional con papillas dulces y saladas las cuales son fáciles de digerir.
  • Baby Led Weaning” (BLW) o en español “el bebé dirige al destete” en donde este participa de las comidas en familia, se le ofrece opciones que forman parte del menú familiar, puede ser el alimento entero o adaptado, así el bebé desarrollar sus habilidades motoras y su autonomía al momento de comer.
  • BLISS, parecido al BLW, pero resaltando en los alimentos ricos en hierro y energía en cada comida.

Esta vez, nos quedamos con el método tradicional y te sugerimos 5 papillas dulces y saladas para tu bebé. Recuerda que estas solo son sugerencias, siempre consulta con tu pediatra qué alimento y qué presentación es mejor para tu bebé.

 

1. Frutas:

Lo mejor de las frutas es que la mayoría permite comerlas de inmediato, siempre y cuando las laves muy bien y estén trituradas. Puedes servirle a tu bebé plátano, pera, durazno, melón, papaya, mango, o las frutas que te recomiende tu doctor.

2. Compota de manzana, pera o durazno:

Otra forma de introducir frutas es a través de compotas. Puedes elegir hacerlo de manzana, pera o durazno, o con la fruta que te recomiende tu doctor.

Preparación:

  1. Lava la fruta, pela la cáscara, retira las pepas y córtala en trozos grandes.
  2. Luego coloca los trozos en una olla con agua y déjalos hervir de 8 a 10 minutos.
  3. Pasa la fruta cocida a una licuadora o procesadora y agrega un poco del agua que usaste para cocinarla, para que así la compota no esté tan sólida. Además, puedes agregarle un poco de canela.
  4. Espera que se enfríe y ya esta listo para servir. Puedes congelar pequeñas porciones.

3. Puré de papa amarilla:

Una de las papillas más fáciles de cocinar y de las primeras en servirles a los bebés es el puré de papa. La papa amarilla es la elegida para esta comida, ya que es fácil de cocinar y su textura es bastante suave, perfecta para nuestros pequeños.

Preparación:

  1. Lava bien 3 papas amarilla pequeñas.
  2. Coloca las papas dentro de una olla con agua, y hiérvelas hasta que estén cocidas.
  3. Una vez cocidas, pélalas y aplástalas con un tenedor.
  4. Le puedes agregar un poco de leche materna y un poco de mantequilla y listo.

*Puedes replicar esta receta y reemplazar la papa con zanahoria.

4. Papilla de quinua:

La quinua es uno de los alimentos más completos para un bebé o adulto. Contiene calcio, hierro y magnesio, Omega 6, es fuente fibra y un sinfín de vitaminas.

Preparación:

  1. Coloca 4 cucharadas de quinua en un tazón, llénalo de agua y lávala bien unas tres veces o hasta que el agua salga limpia.
  2. Coloca la quinua en una olla pequeña, agrégale una taza y media de agua y una pizca de sal y déjala hervir a fuego lento unos 15 minutos.
  3. Licúa la quinua con un poco de leche materna o fórmula, también le puedes agregar un chorrito de aceite de oliva o un poco de canela en polvo.

5. Puré de espinaca:

La espinaca es una verdura rica en vitamina C y ayuda la correcta formación de los huesos y dientes. Contiene mucha fibra, la cual evita el estreñimiento. Además, favorece al desarrollo y desempeño del sistema nervioso y muscular. Es

Preparación:

  1. Lava bien una taza de hojas de espinaca.
  2. Coloca las hojas en una olla con agua hirviendo por 5 minutos.
  3. Licúa las hojas cocidas y mézclalas con leche materna o un poco de fórmula hasta conseguir una pasta suave.
  4. Agrégale un poco de mantequilla y una pizca de sal. Y listo

Recomendaciones:

  • Mientras más tiempo pasen las verduras en el agua para ser hervidos perderán más nutrientes. Para evitarlo debes esperar a que el agua este hervida antes de echar las verduras en la olla, o cocinarlos al vapor.
  • Evita echar sal o azúcar a las papillas.
  • Cada vez que elijas aumentar un nuevo alimento para tu bebé espera tres días, para introducir otro alimento, para ver si se presenta alguna alergia
  • Puedes mezclar estas papillas con tu leche materna o un poco de fórmula para ayudar con la transición de los nuevos alimentos.
  • Siempre sirve la papilla a temperatura ambiente.
  • Ten a la mano papel toalla, servilletas o pañitos húmedos, este momento suele ser una embarradera.
  • Nunca dejes a tu bebé solo en la silla sin supervisión
  • Y, por último, no te frustres si tu hijo no recibe bien los alimentos, las primeras veces suelen ser difíciles. ¡No te des por vencido! Disfruta y comparte el momento con tu bebé.

¿QUIERES UNIRTE A BUDDIES?

Llamanos al 999333315 o escribenos a nuestro

          

0
0 item
CARRITO
Empty Cart
Abrir el chat